La Empresa Municipal de Transportes (EMT) cambiará su reglamento para permitir que los perros de asistencia suban al autobús, algo ya aprobado en la Ley 12/2003, de 10 de abril, sobre Perros de Asistencia para Personas con Discapacidades. Esta Ley amplía las posibilidades para que cualquier can adiestrado -que cumpla con los requisitos y pase las pruebas pertinentes- adquiera los derechos que, hasta ese momento, sólo tenían los perros lazarillo que acompañan a los invidentes. El reglamento de la EMT es posterior, de 2006, pero no contempla las disposiciones de la Ley de la Generalitat Valenciana, tal como denunció en las páginas de Levante-EMV Ascensión Quesada. A esta mujer, que necesita a su perra, Xola, para coger cosas del suelo, le negaron el acceso al autobús con el animal al desconocer la normativa autonómica, según Quesada. Este can es el primero en toda la Comunitat Valenciana reconocido como perro de asistencia por la Generalitat. Por otra parte, Quesada explicó que Metrovalencia nunca ha puesto problemas.

A la denuncia en este diario de esta mujer se suma la que realizó la Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana (Cocemfe CV), que lamentó la “inoperancia” de la EMT para aplicar la Ley. La confederación instó a la empresa pública a que informe a toda su plantilla sobre esta norma, tal como pedía Quesada. El texto legal en cuestión garantiza la plena libertad de acceso a todos los lugares, transportes y establecimientos públicos en compañía del perro de asistencia, ya que indica explícitamente “el derecho de acceso y sus límites, así como el derecho a deambular y permanecer en los lugares, alojamientos, establecimientos, locales y transportes públicos o de uso público de las personas con discapacidad acompañadas de perro de asistencia”, tal como explicó Cocemfe CV.

(Fuente texto: levante-emv.com)

(Foto: europapress.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *